Según la normativa todos los cables deben estar protegidos por conductos que sirven para proteger y conectar los conductores activos para la transmisión de energía eléctrica en instalaciones. Estas canalizaciones pueden ser de superficie o empotradas. 

INSTALACIÓN EN SUPERFICIE
Para este tipo de instalación se utilizan tubos rígidos, multiguías, tubos precableados o canaletas. Los hay de diferentes grosores dependiendo del número de cables a pasar, adhesivos o para atornillar a la pared. Generalmente se utilizan de color blanco, aunque algunos están disponibles también en marrón.
Este tipo de instalación es muy utilizada en reformas, ya que no se necesita hacer rozas en las paredes.
INSTALACIÓN EMPOTRADA
Se utiliza tubo corrugado de PVC para instalación en paredes y techos. Disponible en diferentes diámetros dependiendo del número de cables utilizados en cada instalación.
El tubo corrugado reforzado tiene mayor resistencia al impacto y es más rígido por lo que su uso es más sencillo y permite su instalación también en ambientes en los que deba protegerse el cable de algún peso o fuerza.

No hay productos

To be determined Shipping
0,00 € Total

Confirmar pedido